Cómo evitar la caída del cabello

Retrato de una bella mujer blanca con pelo largo y liso y rosa en la cara. Foto gratis

 

Las acciones simples y los ingredientes naturales pueden prevenir la caída del cabello.

 

 

  • Trátalo delicadamente.

 

      1. Los peinados apretados, frotarlo bruscamente con la toalla, jalarlo o arrancarlo al peinarlo, exprimirlo, usar productos químicos como tintes y alisadores, exponerlo al sol, lavarlo con agua muy caliente o peinarlo con calor pueden dañar tu cabello. Recuerda que al ser tan delgado se puede dañar y romper fácilmente. 

 

  • Dieta sana = cabello sano.

 

      1. El cabello está adherido a nuestro cuerpo y absorbe los nutrientes de nuestra dieta. Los alimentos ricos en vitaminas, minerales, antioxidantes y ácidos grasos ayudan a nutrir y reparar el cabello. Consuma alimentos naturales, como frutas, verduras, semillas, nueces, almendras, frutos rojos y frijoles. Consume agua, té y jugo de frutas para mantener la nutrición, hidratación y oxigenación del cabello.

 

  • Masaje en el cuero cabelludo.

 

      1. El masaje ayuda a que la sangre circule por el cuero cabelludo y aporta nutrición al cabello.

 

  • Nútrelo con mascarillas y tratamientos naturales.

 

    1. Aplicar los ingredientes o extractos naturales directamente sobre el cabello y cuero cabelludo aportan nutrición directamente. El cabello produce grasa de forma natural. Eliminarla con productos químicos por completo puede causar sequedad y deshidratación, haciendo que se agriete y se caiga. También protege naturalmente el cabello de microorganismos que causan infecciones o caspa y otros problemas. Se recomienda utilizar aceites grasos naturales para nutrir el cabello al menos una vez a la semana para restaurar la grasa natural que protege el cabello. Algunos ingredientes que pueden nutrir y proteger el cabello son:

Ácido hialurónico

Anti-encrespamiento y reparador de cabello seco.

 

Aguacate

Aporta grasas naturales, como Omega 3, y vitaminas para nutrir, fortalecer y reparar el cabello.

 

Ajo

Elimina los hongos que naturalmente causan caspa e infecciones.

 

Algas marinas

Son ricas en sales minerales y suelo, vitaminas como A, C y E, además de hierro y carbohidratos que pueden estimular el crecimiento del cabello.

 

Almendras dulces

Aporta grasas naturales y vitaminas para nutrir, fortalecer y reparar el cabello, como Omega 3, vitaminas A y E.

 

Aloe Vera / Sábila

Repara, fortalece y limpia el cabello seco, dañado, deshidratado y encrespado. Es un acondicionador natural que deja el cabello suave, nutrido y fácil de peinar. Exfolia y controla la grasa. Elimina los microorganismos dañinos.

 

Anís

Por sus propiedades antibacterianas, ayuda a reparar el cabello dañado, estimular el crecimiento y eliminar la caspa y las infecciones del cuero cabelludo.

 

Árbol de té

Elimina los hongos que naturalmente causan caspa e infecciones.

 

Argán

Se le llama «oro líquido» por sus propiedades reparadoras del cabello dañado y seco.

 

Árnica

Promueve la circulación de nutrientes entre el cabello y el cuero cabelludo. Alivia los dolores de cabeza musculares y la irritación del cuero cabelludo.

 

Arrayán / Mirto

Sus propiedades bactericidas eliminan los microorganismos causantes de la caspa y las infecciones.

 

Arroz

Debido a que sus nutrientes pueden reparar, embellecer y hacer crecer el cabello, se usa ampliamente en la cosmética coreana.

 

Azahar / Neroli

Puede alisar y relajar el cabello y el cuero cabelludo, reduciendo así el estrés y promoviendo la circulación de nutrientes.

 

Bergamota

El alto contenido de vitamina C puede nutrir y oxigenar el cabello y prevenir su caída.

 

Caléndula

Puede combatir la caspa, eliminar la sequedad, aportar hidratación y dar brillo al cabello.

 

Canela

Previene la caída del cabello y ayuda a reparar el cabello frágil. Mantiene su cuero cabelludo sano porque ayuda a limpiar los folículos pilosos. Sus vitaminas y minerales promueven el crecimiento y mejoran la fuerza. Ayuda a aclarar el cabello.

 

Carbón activado

Limpia en profundidad los poros y los folículos pilosos, elimina las células muertas, los microorganismos, los aceites y la suciedad acumulada, para que los nutrientes puedan llegar al cabello.

 

Cedro

Estimula el crecimiento y fortalece el cabello, previene la caída del cabello.

 

Citronela

Protege y repara del daño solar y los enredos, da firmeza y limpieza profunda.

 

Clavel

Previene la caída del cabello, relaja el cuero cabelludo, purifica y elimina los microorganismos nocivos, hace que el cuero cabelludo no sienta molestias e irritaciones.

 

Coco

Repara y revitaliza el cabello. Protege y nutre la sequedad. Es anti-frizz.

 

Colágeno

Puede mantenerlo saludable y ayudarlo a volverse brillante, fuerte, saludable y denso.

 

Elastina

Da resistencia el cabello y la piel del cuero cabelludo.

 

Eucalipto

Limpia profundamente el cuero cabelludo. Elimina impurezas y grasas. Tiene propiedades antifúngicas y también puede prevenir la reproducción de hongos.

 

Gardenia

Hidrata, regenera y nutre el cabello seco.

 

Hamamelis

Sus taninos astringentes pueden controlar el exceso de grasa. Reduce el crecimiento de bacterias y cura el cuero cabelludo y el cabello. Contiene proantocianidinas, resinas y flavonoides para reducir la irritación y la inflamación del cuero cabelludo. Elimina los microorganismos que dañan el cabello y el cuero cabelludo. Promueve la circulación sanguínea en el cuero cabelludo. Hidrata y acondiciona el cabello.

 

Jazmín

Hidratante y anti microbiano.

 

Jojoba

Nutre y repara el cabello desde la raíz.

 

Lavanda

Contiene antioxidantes. Relaja el cuero cabelludo y elimina los dolores de cabeza musculares. Ayuda a prevenir la caída del cabello y estimula su crecimiento.

 

Limón

Regula el PH, nutre y favorece su crecimiento.

 

Mamey

Nutre, hidrata, previene la caída del cabello y favorece su crecimiento.

 

Mandarina

Hidrata el cuero cabelludo. Contiene vitamina A para hidratar y acondicionar el cabello. Controla el exceso de grasa. La vitamina B12 que contiene puede prevenir la caída del cabello, promover el crecimiento y retrasar la aparición de canas.

 

Manzanilla

Controla el exceso de grasa. Sus vitaminas pueden rejuvenecer y potenciar su vitalidad. Aclara el cabello.

 

Menta

Hidrata el cabello seco. Reduce la irritación. Estimula la circulación sanguínea, reduce la caída del cabello y promueve el crecimiento.

 

Moringa

Rico en vitaminas A, B, C y E, es un poderoso antioxidante que puede proporcionar un poderoso efecto anti-envejecimiento en el cabello, al mismo tiempo que estimula la circulación sanguínea del cuero cabelludo y ayuda a absorber los nutrientes esenciales.

 

Naranja

Es un antioxidante que elimina el aceite y sus impurezas: el brillo se recupera sorprendentemente. Actúa como acondicionador. Potencia la luminosidad y suavidad del cabello. Evite la caspa de forma natural.

 

Papa

Combaten la caída del cabello y nos ayudan a estimular el crecimiento mientras aumentan el brillo.

 

Pino

Para un cabello sedoso, brillante, fuerte y denso. Evita su caída.

 

Ricino

Puede evitar que se caiga, hacerlo crecer y mantener su belleza y salud.

 

Romero

Estimula los folículos pilosos para que se mantengan sanos y produzcan un cabello más fuerte y saludable.

 

Rosa mosqueta

Repara el cabello y el cuero cabelludo. Aporta brillo y volumen al cabello.

 

Rosa

Contiene vitaminas A, C, E y B además de propiedades antiinflamatorias. Mejora su textura y promueve su crecimiento. Equilibra el pH del cuero cabelludo y reduce la sobreproducción de grasa sin resecarlo. Es un buen tónico que se puede usar para masajear el cuero cabelludo, aumentar la circulación sanguínea, rejuvenecer los folículos y hacer que el cabello sea brillante y suave. Hidrata profundamente el cuero cabelludo y hace que el cabello sea más suave y sedoso.

 

Tepezcohuite / Jurema

Repara el cabello dañado, lo hidrata y regenera. Cura el cabello y el cuero cabelludo. Los flavonoides que contiene reducen la permeabilidad capilar y aumentan su resistencia, evitando así la caída del cabello. Tiene efectos antiinflamatorios y antibacterianos.

 

Toronja / Pomelo

Estimula el crecimiento del cabello y retiene la humedad. Elimina la sequedad y la inflamación.

 

Uva

Fortalece y evita la caída del cabello y elimina la caspa. Contiene vitaminas y antioxidantes. Tiene efectos antiinflamatorios.

 

Vainilla

Repara y favorece el crecimiento del cabello gracias a sus nutrientes, vitaminas y minerales. Evita el frizz.

 

Vitamina C

Estimula los folículos pilosos, promueve su crecimiento, previene la caída, la resequedad y las puntas abiertas.

 

Ylang ylang

Protege, nutre, repara y previene la caída del cabello. Relaja el cuero cabelludo y favorece la circulación sanguínea.